Beneficios del vino en la salud

, , Leave a comment

El vino no es solo un placer del que podemos disfrutar tras un largo día de trabajo o durante una ocasión especial. Aunque se trate de una bebida alcohólica, no deberíamos negarnos algún que otro vaso diario gracias a los numerosos beneficios que tiene para la salud.

Siempre con moderación, el vino es saludable para el corazón y tiene una serie de beneficios para nuestro cuerpo sorprendentes. Mucho de ello es gracias al resveratrol, un compuesto fenólico presente en el vino tinto, que producen algunas plantas para combatir las bacterias y los hongos, o para soportar la sequía o la falta de nutrientes.

beneficios del vino para la salud

En Bodega Lascas somos conscientes de lo mucho que puede ayudar el vino a nuestra salud, y queremos compartirlo para que todo el mundo conozca las ventajas de disfrutar de esta bebida a menudo. Estos son algunos de los muchos beneficios:

  1. Ayuda a mejorar las funciones cerebrales

El resveratrol puede ayudar a mejorar la memoria a corto plazo, la retención de las palabras y la rapidez en la que el cerebro procesa los nuevos recuerdos. Asimismo, también podremos notar una mejoría en el aprendizaje y en el control de las emociones.

  1. Mejora la piel

No siempre las cremas son la mejor opción para solucionar ciertos problemas de la piel. En muchas ocasiones, aquello con lo que nos alimentamos puede ser lo más eficaz para, por ejemplo, cuestiones como el acné, ya que el vino es capaz de inhibir el crecimiento de las bacterias que lo causan.

  1. Aumenta la longevidad

El resveratrol activa directamente una proteína que promueve la salud y la longevidad, así como aumenta la actividad de las sirtuinas, un grupo de genes que protege al organismo de enfermedades que provocan el envejecimiento del cuerpo. Una prueba de esto son los estudios en los que se demuestra que países en los que se consume vino de manera habitual son más longevos y sanos.

  1. Se consiguen beneficios parecidos a cuando vas al gimnasio

El vino tiene propiedades beneficiosas para el corazón, el cerebro y la médula, los mismos órganos que se mejoran cuando vas al gimnasio. Puedes imaginar las mejoras si haces las dos cosas al mismo tiempo.

  1. Combate el estrés y la tristeza

Que el vino ayuda a relajarse no es ningún secreto. Todo aquel que lo ha probado alguna vez sabe que pocas cosas son tan efectivas para librarse del estrés de un largo día como una copa de vino. Además, aquellas personas que beben de dos a siete vasos a la semana, son menos propensas a enfermedades como la depresión.

  1. Reduce el riesgo de enfermedades del hígado

El consumo de vino de forma moderada (más o menos un vaso al día), puede disminuir la prevalencia de la esteatohepatitis no alcohólica, lo que significa que se reduce el riesgo de enfermedades del hígado en comparación con aquellos que no beben vino.

  1. Baja el colesterol (sin cambiar la dieta)

Se cree que el vino reduce el colesterol LDL y aumentar el HDL, lo que significa que nuestros vasos sanguíneos son menos propensos a tener problemas.

 

Enviar una respuesta

(*) Campo Obligatorio, tu email no será publicado