Saltar al contenido

¿Qué causa infertilidad en la mujer?

causas infertilidad femenina

Ser madre es un deseo y casi un objetivo vital para muchas mujeres pero, en ocasiones, el embarazo, esperado con tanta ilusión, no llega. Las causas de infertilidad femenina pueden ser de carácter físico, psicológico o una combinación de ambas. Detectar el origen del problema y poder establecer un tratamiento adecuado implica, en muchos casos, hacer realidad el sueño de la maternidad.

Cuando una pareja está decidida a tener un hijo puede que todo vaya genial y a los pocos meses la fecundación se produzca y comience la cuenta atrás para tener al pequeño en vuestros brazos, pero también puede ocurrir que no resulte tan sencillo. Tanto el hombre como la mujer pueden presentar problemas de infertilidad que hagan más difícil o incluso imposible concebir un bebé.

Causas comunes de infertilidad femenina

Si quieres quedarte embarazada y no lo consigues, es importante acudir a un médico especialista para averiguar si existe una anomalía física, una enfermedad, un desequilibrio hormonal… conocer qué impide la concepción, es el primer paso para establecer un porcentaje sobre las probabilidades que tienes de lograr ser madre con un tratamiento adecuado.

Las causas más comunes de infertilidad en la mujer son:

  • Menopausia prematura. Hay que tener en cuenta que el número de óvulos con los que nace una mujer es limitado. Es un tema biológico. A medida que la edad avanza, ese número disminuye y, cuando esa insuficiencia ovárica se produce antes de los 40 años, se habla de menopausia precoz. No están claras las causas que la provocan pero, en muchos casos, detrás de la infertilidad femenina a partir de los 30 años, se encuentra simplemente una desaparición progresiva de la propia capacidad de ovulación.
  • Lesión o enfermedad en las Trompas de Falopio. En ocasiones el problema radica en que el óvulo no puede ser fecundado porque no llega al útero ya que algo impide que recorra de manera natural las Trompas de Falopio. Una infección bacteriana, que cause un grave proceso inflamatorio y obstruya las Trompa, algún tipo de quiste o tumor, o la enfermedad llamada endometriosis (cuando el tejido uterino crece fuera del propio útero y llega incluso a las Trompas) son algunas causas habituales de infertilidad femenina que, con tratamientos específicos o intervenciones quirúrgicas, pueden llagar a solucionarse.
  • Síndrome ovárico poliquístico. También conocido como Síndrome Steint Leventhal. Como su nombre indica, se trata de la aparición múltiples quistes en los ovarios que impiden la maduración del óvulo y que éste pueda ser liberado (y fecundado). Uno de los síntomas son los ciclos menstruales irregulares, que siempre conviene consultar con el ginecólogo.

Otras causas a tener en cuenta

No siempre hay un problema físico en el cuerpo de la mujer que sea el responsable de la infertilidad. Popularmente se suele decir que cuanto más te obsesiones con quedarte embarazada, más difícil será que lo consigas. Algo de cierto hay en esta afirmación, porque el estrés, la ansiedad, el miedo y los complejos al no conseguir ser madre, pueden generar un estado emocional de tensión poco favorable a la concepción. Los desequilibrios hormonales, incluso los ciclos menstruales irregulares, tienen en muchas ocasiones causas no solo físicas, sino también psicológicas.

Por último, recuerda que los malos hábitos como el tabaquismo o el consumo excesivo de alcohol, algunos medicamentos o incluso una deficiente alimentación, que provoque desnutrición, pueden estar detrás de la infertilidad.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar