Claves para evitar el estrés en el trabajo

, , Leave a comment

Con el ritmo diario de trabajo, son muchas las personas que tienen unas cargas pesadas en sus espaldas, no llegan y acaban en estrés. Es importante tenerlo todo bien organizado para que no se escape nada y poder rendir más en nuestro trabajo diario sin llegar a saturarnos, ¿cómo lo hacemos?

Tareas prioritarias

Entre las tareas que tenemos acumuladas, daremos salida a las prioritarias, y si hay muchas de esta categoría, pues empezaremos con las que debemos entregar primero. Aunque pensemos que “todo” es urgente, realmente luego no es así, y la única manera de organizarnos es priorizando.

Calendario laboral por fechas

Para organizar un trabajo mejor es necesario fijarse un calendario sea por días o semanas, sabiendo lo que hay que hacer en cada momento para acabar con las tareas y cumplir con los objetivos diarios.

¿Cuándo mirar el correo?

Hay diversos aspectos en el empleo que nos pueden distraer y hacer que no acabemos con el trabajo que tenemos pendiente. Una de ellas es el correo electrónico, que si bien es una herramienta ya imprescindible, nos llega a saturar. Una manera de no entrar siempre en el correo es mirarlo a primera hora, a media mañana y al final de la mañana para contestar aquello que sea urgente. Luego por la tarde puede volverse a consultar, si hay algo que no está claro, es mejor que llamemos a nuestro interlocutor en lugar de enviar 20 mails sin sentido, esto nos hace perder tiempo. Sólo si esperamos un mail urgente, podemos estar pendiente del correo en determinadas horas.

Las reuniones, cuantas menos, mejor

Muchas veces el trabajo en equipo obliga a realizar reuniones para determinar proyectos o dar solución a un conflicto. Las reuniones seguidas y sin sentido deben evitarse a toda costa, es mejor hacer menos pero con calidad. Antes de cada reunión, es necesario tener en un borrador aquello que se va a aportar para cerrarla cuanto antes, muchas reuniones se demoran sin una justificación previa, y  quitan tiempo para acabar con las tareas diarias.

La delegación, eje clave

En la búsqueda de la realización óptima de tareas, la delegación es fundamental para que podamos conseguir las metas establecidas en el tiempo fijado. De hecho, intentar hacerlo todo no es nada saludable, de manera que asignaremos a las personas adecuadas las tareas que podemos delegar.

 

Leave a Reply