Saltar al contenido

Colchas bouti para adolescentes

La adolescencia es una etapa muy importante para la formación de la persona. Es durante estos años cuando el joven debe de orientar el camino por el que quiere que trascurra su vida, decidiendo qué quiere estudiar y también reafirmará algunos de los valores que se le han inculcado en la infancia, añadiendo otros nuevos que vaya obteniendo de sus experiencias y de su relación con los amigos.

También es una etapa en la que debe de reafirmarse en sus gustos. Por ese motivo suele haber tensiones muy fuertes entre padres e hijos a la hora de comprar ropa y la ropa de cama no es una excepción. Lo que a ellos les gusta no tiene por qué ser necesariamente lo que guste a los padres pero hay que tener en cuenta que se trata de su habitación y, por tanto, darle manga ancha a la hora de elegir cómo quiere decorarla.

Un presupuesto al que ceñirse

Los expertos recomiendan que se le de cierta libertad al adolescente para que decore su cuarto, pero siempre tratando de inculcarle algunas lecciones. ¿Cuántos de nosotros tenemos la casa como realmente nos gustaría? Seguro que pocos y los que lo han conseguido normalmente ha sido poco a poco, comprando las cosas cuando se ha podido.

Pues esto es lo que hay que inculcarle al joven y, en lugar de imponerle un modelo de ropa de cama, lo mejor es sentarlo ante el ordenador, darle un presupuesto suficiente para adquirir un funda nórdica o colchas bouti para camas de 105 y pedirle que elijan ciñéndose a ese presupuesto cerrado. Si quieres otro modelo, deberán de poner dinero de su propio bolsillo y, si no quieren hacerlo, escoger uno de los que sí se ajustan al presupuesto.

Aprender a comparar precios

Así, el joven aprenderá a comprar en Internet, algo básico para cualquier persona hoy en día. Aprenderá a comparar presupuestos y a buscar hasta encontrar algo que le guste y encaje en el dinero que puede gastar. Hecho esto, los padres pueden dar algún consejo referente a la calidad del producto evitando meterse en el diseño a no ser que pida consejo.

Hecha la elección, el joven comprará exactamente lo que le gusta al precio marcado, por lo que no tiene por qué haber conflictos de ningún tipo siempre y cuando se les ofrezca un presupuesto razonable y se les de libertad de elección para su ropa de cama.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar