“Cómo sobrevivir a una despedida” Realidad Vs ficción

, , Leave a comment

“Cómo sobrevivir a una despedida” es la última apuesta española por un género que mantiene su vigencia desde hace más de treinta años, el de las comedias basadas en despedidas de soltero. En esta ocasión, son ellas las que dicen adiós a la soltería de una amiga, la más responsable del grupo, y el destino elegido no son Las Vegas como en las socorridas películas americanas, sino Canarias.

despedidas-de-dia

Como ocurre en este tipo de películas, los tópicos se suceden y no en todos los casos se corresponden con la realidad aunque hay también ciertas coincidencias innegables. Por ejemplo, es verdad que cada vez está más de moda realizar un viaje en una despedida de soltera, ya sea con la connivencia de la futura novia o, tal como sucede en la película, tomándola totalmente por sorpresa.

Buscar un destino que ofrezca diversión y diferentes alternativas para celebrar una fiesta es muy habitual entre las amigas que quieren ofrecer algo inolvidable a la agraciada y que encuentran además, con la excusa de la despedida, una buena ocasión para realizar una divertida escapada, todas juntas.

Sin embargo, organizar todos los pasos de una despedida de soltera puede ser una auténtica locura: buscar alojamiento, contratar y coordinar las diferentes actividades, asegurarse de que siempre vamos a estar en las mejores manos… En la vida real no nos gusta dejarlo todo en manos de la improvisación, y preferimos dejar las aventuras para la gran pantalla.

Si los protagonistas de estas películas basadas en despedidas se hubieran puesto en manos de especialista en estas celebraciones, otro gallo habría cantado. Empresas como DespedidasBoramar en Valencia, ofrecen a sus clientes diferentes packs de todo incluido que contienen todo lo necesario para una escapada a medida en la que nada quede fuera de control.

Los “boys” ¿cosa del pasado?

Otra de las grandes diferencias entre realidad y ficción en lo que a despedidas femeninas se refiere está en el objetivo de la fiesta. Mientras que el celuloide se empeña en unir despedida con hombres, en la vida real ellos suelen quedar bastante al margen. No se trata de ligar, sino de estar juntas.

Las mujeres, cuándo se juntan en una despedida lo que realmente quieren es estar a su aire y compartir buenos momentos. Los espectáculos de “boys” han perdido mucho fuelle a favor de invertir en dinero en otras actividades como acudir a un spa, ir a bailar, una fiesta en barco o sentirse como artistas de cine a bordo de una limusina.

Un punto en común con la película es la realización de actividades acuáticas. Ya sea la divertida banana que podemos ver en la cinta, ya sean motos de agua o incluso vuelos en parapente que aterrizan en la playa, la adrenalina siempre es una buena invitada en este tipo de fiestas.

Como dicen en la película “Dentro de unos años, os reiréis mucho de esto y será un recuerdo inolvidable” y aquí sí, la coincidencia entre realidad y ficción debe de ser total.

 

Leave a Reply