Saltar al contenido

10 consejos nutricionales para mejorar el rendimiento físico

Una buena alimentación es fundamental en todas las etapas de nuestra vida para un correcto desarrollo de nuestro cuerpo y mente. Sin embargo, en ocasiones necesitamos un aporte exacto de energía para potenciar nuestro rendimiento físico. Son momentos en los que hay que mirar con lupa lo que ingerimos porque unos hábitos alimenticios equivocados pueden dar al traste con nuestro esfuerzo.

Por ello te hacemos llegar estos consejos nutricionales vía Génesis para que puedas optimizar tu rendimiento físico con una alimentación cuidada y perfecta.

 Buena alimentación

10 consejos nutricionales para mejorar el rendimiento físico

1. Ponte a ello desde ya

No esperes a que llegue el gran día de la prueba para cambiar tu alimentación. Cuanto antes empieces, antes se acostumbrará tu cuerpo.

2. Incrementa el número de comidas al día

Nada de un café a la carrera por la mañana, comida en la vending y cena pesada. Acostúmbrate a hacer 5 ingestas sanas al día. Desayuno, media mañana, comida, merienda y cena ligera.

3. Toma carbohidratos.

Son fundamentales para proporcionarte energía. Están en los cereales, las patatas, las legumbres y algunos lácteos.

4. Cuidado con las proteínas

Aunque es bien sabido que las proteínas son fundamentales en dietas de alto rendimiento físico para el mantenimiento de la masa muscular, conviene no abusar de su consumo o acostumbrarás a tu cuerpo a su exceso.

5. No a las grasas

Aceite de oliva, aguacate, nueces, pescado azul… hay muchas fuentes de grasas sanas, ¡olvídate del resto y no abuses de ellas!

6. No necesitas suplementos

Si llevas una dieta adecuada con proteínas, minerales, vitaminas etc… no necesitas suplementos alimenticios de ningún tipo.

7. Bebe antes de tener sed

Es muy importante hidratarse antes, durante y después del entrenamiento. Tomar agua es la mejor manera de ayudar a tu cuerpo en esos momentos en los que haces ejercicio.

8. Come en el momento justo

Lo mejor es comer un poco antes de hacer el ejercicio para que tengas las reservas adecuadas y también inmediatamente después para favorecer la recuperación. Los carbohidratos son fundamentales.

9. Nada de alcohol

Las bebidas alcohólicas tienen calorías vacías y azúcar que en nada favorece tu alimentación ni a tu organismo.

10. No cambies tu dieta antes de una prueba

Si has seguido correctamente nuestros consejos, habrás visto que la alimentación correcta empieza durante la preparación de la prueba. Por nada del mundo cambies tus hábitos ni introduzcas alimentos nuevos cuando tu cuerpo ya se ha habituado.

Un último consejo. El consumo de verduras frescas y fruta es muy beneficioso para el organismo. Aumenta su consumo durante todo el año y, si aún no lo has hecho, deja de fumar…

Vida sana

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar