Saltar al contenido

Constelaciones familiares: terapia transgeneracional

Tearpia de las constelaciones familiares

Tearpia de las constelaciones familiaresLa terapia de las constelaciones familiares es una terapia alternativa no reconocida formalmente como científica y creada por el filósofo, pedagogo, antropólogo y teólogo Bert Hellinger quien fuera durante 16 años misionero en Sudáfrica. También se formó en psicoanálisis en la Escuela de Viena antes de crear su propio modelo sistémico.

Su terapia va dirigida a la solución de problemas relacionales y constituye una herramienta para investigar “la capacidad determinante de la memoria interpersonal y de los sistemas familiares de conducta.”

Desde el punto de vista teórico, Hellinger considera que existe una transmisión de conflictos, preocupaciones y comportamientos a través de generaciones y que definen los problemas actuales. Hellinger entiende que se trata de una herencia cultural más que genética. Según Hellinger las familias estamos siendo guiadas por una conciencia grupal o colectiva de manera inconsciente y que se remontaría a los orígenes de la especie humana cuando los hombres vivían en comunidades pequeñas de 20-30 integrantes y actuaban de manera tal que pudieran sobrevivir y vivir dignamente todos sus miembros, y en las cuales cada integrante era fundamental para la supervivencia de los demás. Es decir, existía una mutua dependencia y un motivo para cuidar de los demás y servir a los demás según un papel determinado para cada miembro del grupo. El que primero nacía tenía por ello un rango mayor y esto no suponía un conflicto.

Al toparse con otros grupos, el conflicto emergía y existía la necesidad de diferenciarse unos de otros. De aquí el origen de las rivalidades y las divisiones. Aparecería la conciencia individual opuesta a la conciencia colectiva que tendería entonces a desaparecer en el olvido sin por ello dejar de seguir pujando y oponiéndose a los deseos que experimentan las personas y que sin embargo no tienen derecho a experimentar desde una óptica social o relacional.

Los principios en que se basan las constelaciones familiares son:
– derecho a la pertenencia
– quien lleva más tiempo tiene prioridad
– fuerza (seguridad) vs. debilidad (inseguridad, omnipotencia)
– conciencia de grupo

De acuerdo con Hellinger, los integrantes de toda familia están unidos por estrechos lazos de amor y lealtad de tal manera que incluso un integrante del grupo puede llegar a decidir ser sacrificado en pro del bien común, aunque sea de manera inconsciente, lo que lleva implícitas connotaciones sistémicas como por ejemplo, que el sujeto en cuestión se autoadjudique sentimientos, actitudes o patrones de vida de algún ancestro y que lo llevan a morir siendo aun muy joven, a tener problemas de salud físicos o mentales o a quedar excluido del grupo, por poner algunos ejemplos.

En cuanto al método, la terapia de las constelaciones familiares puede hacerse de forma individual o grupal. El terapeuta puede permanecer pasivo o activo. El objetivo es que el sujeto descubra cuál es el lugar que ocupa dentro del grupo familiar y tome nota de las consecuencias que eso le acarrea, y disparar así el proceso de cambio. Puede trabajarse en contextos familiares, educativos, sociales o empresariales y su objeto es inespecífico. Es decir, cuando se detecta un problema para el cual existe un procedimiento terapéutico científicamente probado como eficaz, el terapeuta se inhibe y deriva al cliente al psicoterapeuta cuya técnica se corresponda con el problema a tratar. Esto evita que se tachen al método y al terapeuta de constelaciones familiares como intrusismo.

Los objetivos finales de esta técnica son:
– hallar soluciones para conflictos con la pareja, el grupo familiar o algunos de sus miembros en un sentido amplio
– hallar un equilibrio dentro del grupo o sistema
– enfrentarse al miedo a la muerte y a las separaciones en general
– ser capaces de detectar y comprender los propios sentimientos hacia otras personas
– comprender que las acciones siempre conllevan consecuencias
– recuperar el propio equilibrio emocional
– alcanzar la paz y la felicidad que todo ser humano demanda para sí
– liberar la energía individual y/o grupal
– lograr que el sujeto viva su propia vida
– lograr que los problemas actuales del sistema no sean heredados por las generaciones futuras

Fuente
wikipedia

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar