Saltar al contenido

Controla la Ingesta de Omega 3 Durante el Embarazo

El consumo de ácidos grasos Omega 3 es beneficioso para la salud, siempre que lo hagamos dentro de límites normales (sobre todo en el el embarazo), así lo apunta el doctor Luis Herrera, que dirige el grupo de investigación Bioquímica y Metabolismo Perinatal de la Universidad CEU San Pablo.

Omega 3 y embarazo

Consumo excesivo de Omega 3 en el embarazo: problemas

Según las investigaciones del mencionado grupo de investigación, dos son los efectos nocivos para el feto, que produciría el exceso de Omega 3: Por un lado produce estrés oxidativo (desequilibrio que puede causar efectos tóxicos), y por otro, inhibe la formación de otros ácidos grasos necesarios para el desarrollo del feto.

Los ácidos grasos Omega 3 se acumulan en el tejido adiposo de la madre, pasando al bebé durante el último periodo de gestación y la lactancia. De este modo, se han realizado pruebas con ratas, a partir de las cuales se ha concluido que si bien el aporte de Omega 3 en estos momentos es esencial, en exceso resultará perjudicial. En este sentido aseguran que es incluso probable el desarrollo de resistencia insulínica, llegando a padecer diabetes.

Es por ello que el grupo dirigido por el doctor Herrera recomienda una dieta equilibrada en la época de gestación, en función de las necesidades del feto y de la madre, y atendiendo a los posibles efectos adversos.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar