Saltar al contenido

Cuidados básicos durante el embarazo

cuidados básicos durante el embarazo

Si estás esperando un hijo ¡enhorabuena! inicias una etapa maravillosa de la que debes intentar disfrutar al máximo. Durante los meses de gestación, tu cuerpo irá cambiando a medida que el bebé se desarrolle y unos sencillos cuidados básicos durante el embarazo harán que todo vaya sobre ruedas y que tú te sientas mejor que nunca.

Una alimentación equilibrada y rica en nutrientes, descansar lo suficiente, algo de ejercicio físico y preparar tu piel para los cambios que se avecinan… son las premisas en las que se basan los cuidados a seguir mientras esperas el nacimiento de tu pequeño.

Además del imprescindible seguimiento médico, una serie de medidas pueden ayudarte a que te encuentres fenomenal mientras avanza el embarazo, una experiencia única y una etapa absolutamente natural en la que debes cuidarte por tu bienestar y el de tu hijo. Estos son algunos consejos que te ayudarán a disfrutar de tu embarazo de manera saludable.

Cuidados para sentirte bien durante el embarazo

Alimentación

A estas alturas, lo de “comer por dos” está superado. Si te alimentas correctamente, no tienes por qué ganar una barbaridad de kilos que harán más difícil tu recuperación tras el parto. No se trata de hacer dieta alguna, sino de comer de manera equilibrada. Frutas, verduras, hortalizas, carnes magras, pescado… en los distintos alimentos están todos los nutrientes que tú y tu bebé necesitáis: vitaminas, minerales, proteínas, ácidos grasos saludables, antioxidantes… come variado, reduciendo la ingestas de grasas, sobre todo las transgénicas (¡ojo con la bollería industrial, tan proclive a los “antojos”!). No olvides, además, tomar la suficiente cantidad de fibra, tan importante para evitar problemas de estreñimiento sobre todo en el último trimestre del embarazo. Los cereales integrales y las legumbres no pueden faltar en tu dieta.

Descanso

Salvo que exista algún problema y tu médico te recomiende reposo, estar embarazada no implica que tengas que modificar tus hábitos cotidianos. Sigue con tu vida normal (estás más sana y vital que nunca) pero descansa siempre que tu propio cuerpo te lo pida. En tu interior, está sucediendo algo increíble, una nueva vida se está iniciando y en los primeros meses es normal que te encuentres especialmente cansada. Muchas mujeres embarazadas solo quieren dormir durante las primeras semanas. No pasa nada, es un síntoma pasajero pero que debes atender. No quieras ser súper woman. Si tienes sueño, duerme. Estás embarazada y si necesitas descansar, hazlo, ¡es importante!

Ejercicio

Elige la actividad física que más te guste y practícala siempre acorde a tu estado de forma general (independientemente del embarazo) y teniendo en cuenta que hay ejercicios más o menos apropiados para cada trimestre de gestación y también, para cada mujer. Pilates para embarazadas, unos largos en la piscina (nunca en el último trimestre), gimnasia basada en suaves estiramientos o un simple paseo… el ejercicio físico moderado no solo hará que te sientas bien, más ágil y con menos molestias, sino que influirá en tu estado de ánimo aportándote optimismo y vitalidad. En la recta final, no te pierdas unas cuantas sesiones de ejercicios de preparación al parto. Son una excelente ayuda en todos los sentidos.

Cuidados de tu piel

Los cambios hormonales que conlleva el embarazo hacen que tu piel, y hasta tu pelo, estén estupendos, pero una ayuda extra nunca viene mal. El abdomen crece mes a mes y también tu pecho aumentará de volumen. Una buena crema hidratante es tu mejor aliada a la hora de proporcionar a tu piel la elasticidad que requiere para adaptarse a tus cambios físicos. No hace falta que gastes un dineral en cremas carísimas, simplemente hidrata con mayor frecuencia (aunque sea con tu body milk de siempre). Presta especial atención a tus senos. En este caso, dada las características de la piel de esta zona, extremadamente fina, sí puede ser recomendable una crema específica que prevenga la posible aparición de estrías.

Cosas gratis que puedes pedir

Y por último, si estás embarazada recuerda que puedes pedir canastillas para tu bebé de forma gratuita, sólo es necesario que te lo planifiques bien y te vayas apuntando a cada una a penas nazca tu bebé.

Además hay muchas empresas que te ofrecerán regalos y muestras gratis para bebés especialmente para ti. Normalmente las envían de forma gratuita por correo a domicilio así que es bastante cómodo y pueden ser de gran utilidad para los primeros días.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar