Disfruta del esquí en pleno verano

, , Leave a comment

¿Eres de los que te guardas parte de las vacaciones para poder disfrutarlas en invierno acudiendo a las pistas de esquí? Entonces eres un candidato perfecto para aprender a esquiar también en verano. Por supuesto, te estoy hablando del esquí acuático, un deporte que está volviendo a la primera línea de la actualidad y que cuenta cada vez con más entusiastas.

Practicar esquí acuático en Ibiza o en otros destinos vacacionales es posible. Tienes que ponerte en contacto con alguna de las empresas de eventos acuáticos que lo tengan en su lista de ofertas y conocer las condiciones. Si ya sabes esquiar sobre nieve, aunque no es para nada lo mismo, tienes parte del trabajo hecho.

Uno de los puntos más difíciles del esquí acuático es mantener el equilibrio sobre los esquís. Mucha gente tiene graves dificultades para mantener las piernas juntas y, sin poder evitarlo, siente como se le separan y acaba dando con su trasero en el agua. ¿Te suena eso de algo? Sí, es exactamente lo mismo por lo que pasan los que intentan esquiar las primeras veces.

Al ponerse los esquís parece que fuera imposible mantener las piernas en una correcta posición. Pero la buena noticia es que si sabes hacerlo en la nieve, te resultará mucho más fácil hacerlo en el agua porque a fin de cuentas el truco es exactamente el mismo: equilibrio y saber buscar el centro de gravedad.

¿Y si nunca has esquiado? Evidentemente nadie nace sabido y para todo hay una primera vez. Por eso, si realmente te apetece aprender, la recomendación es que contrates a un monitor que te enseñe antes de empezar a alquilar por tu cuenta horas de esquí acuático. De este modo invertirás mucho mejor tu dinero y en poco tiempo ya estarás deslizándote con soltura por el agua.

En cualquier caso, no siempre es necesario y las personas que tienen gran equilibrio y experiencia patinando o practicando otros deportes sobre el agua como el surf tienen muchas más opciones de aprender rápido que aquellos menos familiarizados con estas actividades.

Aprendas o no a esquiar en la primera sesión, lo que está garantizada es la diversión ya que intentándolo y cayéndote también vas a pasar un rato estupendo. Y la sensación la primera vez que logres deslizarse cobre el agua, aunque sea tan solo durante unos segundos, será algo que te quedará para siempre en la memoria como uno de los mejores recuerdos veraniegos.

 

Leave a Reply