El papel de los complementos en una dieta equilibrada

, , 1 Comment

Los complementos dietéticos deberían de ser parte esencial en la dieta de cualquier persona. Si se comienza una dieta para bajar peso es muy recomendable comenzar a tomar un multivitamínico para, como se dice coloquialmente, curarse en salud y prevenir todo tipo de carencias de vitaminas o de minerales que pudieran darse durante la misma.

Otro complemento muy recomendable para la pérdida de peso es la L-carnitina, un aminoácido que moviliza la grasa del cuerpo, ayudando a que sea procesada y eliminada por el organismo.

La L-Carnitina no es ningún producto mágico, algo que se debe de tener muy en cuenta para no tomar un producto sin saber qué se puede esperar de él. Es muy efectivo, sí, pero es necesario realizar algo de deporte para que realmente se puedan ver todos sus efectos en el cuerpo.

Incluso si no se está a dieta para perder peso, los multivitamínicos pueden venir muy bien, especialmente en primavera y en otoño. Ayudan a prevenir problemas como la astenia primaveral y contribuyen a que las defensas se mantengan altas en los peligrosos cambios de temperatura que se dan en estas estaciones.

Los niños también pueden acusar falta de vitaminas. Si comen en el comedor escolar es normal estar preocupados por si acaban todos sus platos o si realmente llevan una dieta equilibrada. Dándoles un multivitamínico nos aseguramos de que no van a tener falta de nada y que cuenta con todas las vitaminas y minerales que necesitan.

 

Los probióticos

Los probióticos son otro complemento muy importante. La misión de los mismos es la de regenerar la flora intestinal. Esta se puede ver dañada por muchas causas como una dieta agresiva o deficiente o la toma de medicamentos aunque no siempre es posible determinar las causas.

El estrés es una de las razones más habituales que hacen que la flora intestinal se desequilibre. Por todo esto es conveniente que al menos dos veces al año o incluso con más frecuencia si se considera oportuno, se tomen probióticos para asegurarse de que el intestino está en buenas condiciones.

Si el intestino no tiene una flora en buen estado pueden aparecer trastornos gástricos importantes, pero también puede ocurrir que no se absorban correctamente los nutrientes de la comida, dando lugar a todo tipo de enfermedades como anemias, fatigas crónicas e incluso bajadas de las defensas que permitan el ataque de gripes o infecciones.

 

One Response

Leave a Reply