Saltar al contenido

Experiencias traumáticas que se heredan de padres a hijos

Herencia epigenética

Herencia epigenéticaSegún estudios recientes llevados a cabo por científicos del Instituto de Investigación del Cerebro de la Universidad de Zurich sobre herencia epigenética, esto es, la posibilidad de heredar experiencias traumáticas, síntomas conductuales o de estilo de vida de padres a hijos como son la obesidad o el trastorno bipolar, parece ser que el entorno deja huellas en el cerebro, en los órganos y también en los gametos, de manera tal que a través de pequeños fragmentos de ARN de los espermatozoides ciertas características del mismo pueden pasar de generación en generación. La clave está en esas moléculas cortas de ARN o microARN.

La investigación se centró en el número y tipo de microARN expresados por ratones adultos expuestos a alguna situación traumática temprana para compararlos con los microARN de ratones no traumatizados. Se observó que el estrés traumático altera la cantidad de algunos microARN en sangre, cerebro y espermatozoides, en mayor o en menor medida respecto de la cantidad normal apreciada en los ratones control. Esas variaciones provocaban una deficiente regulación de los procesos controlados por esos fragmentos de ARN. Tras atravesar por experiencias traumáticas los ratones se conducían de manera anormal: perdían su natural aversión a los espacios abiertos y a la luz brillante y su conducta se asemejaba a la de ratones depresivos. Esta sintomatología era transferida a la generación siguiente a pesar de que ésta no había padecido ninguna clase de trauma. Y no solo eso. La descendencia de los ratones estresados tenían sus niveles de insulina y azúcar en sangre más bajos que los de las crías normales y todas estas vicisitudes se transmitieron también a la tercera generación.

El equipo de investigación estudia en la actualidad estos hechos en humanos y esperan que los resultados sean útiles para desarrollar un análisis de sangre que sirva para el diagnóstico.

Lo crucial en este estudio es que se haya podido demostrar que las experiencias traumáticas y estresantes afectan al metabolismo a largo plazo y que los cambios son hereditarios persistiendo hasta la tercera generación.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar