Saltar al contenido

Las motos perfectas para el verano

Si de verdad te gustan las motos seguro que no te importa subirte en la tuya incluso cuando llueve o hace frío. No hay nada que una buena cazadora y ropa de agua no puedan arreglar y el placer de disfrutar de las carreteras en invierno es simplemente diferente al que se siente durante el buen tiempo, pero es un placer a fin de cuentas.

Con los primeros rayos de sol es normal ver como grupos de moteros deseosos de realizar largas rutas se juntan para pasarlo en grande por las carreteras de todo el país y las del Mediterráneo no son una excepción. El clima de la zona invita a pasear durante gran parte del año y ahora en primavera es cuándo más se puede aprovechar ya que todavía no hace tanto calor y además los días están en su ciclo más largo.

Pero, ¿qué ocurre cuando las temperaturas superan los cuarenta grados y se puede ver como el asfalto se derrite bajo las gomas de los neumáticos? ¿Sigue siendo igual de atractiva la moto? Muchos dirán que para eso se han hecho los cascos con sistemas de aire y las motos con asientos refrigerantes, pero hay una solución altamente refrescante que seguro que te convencerá todavía más.

Si quedas con tus amigos en la zona de Alicante para disfrutar de una ruta en moto ¿por qué no hacer una parada para cambiar de vehículo durante al menos una hora? Podéis dejar las motos de carretera aparcadas y sustituirlas por las Motos de Agua MaremotoSports. El cambio, al menos durante un rato, será muy de agradecer.

Para pilotar las motos de agua en las excursiones con monitor no necesitas contar con permisos especiales. Solo hay que quitarse el uniforma de motero y cambiarlo con un cómodo traje de baño, ponerse una buena capa de protector solar y mantener intactas las mismas ganas de divertirse que cuando te vas a subir en la moto de carretera.

Con altas temperaturas sentir el agua salpicándote por todo el cuerpo va a ser una experiencia fantástica y todo sin dejar de sentir que estás pilotando un fantástico vehículo que te puede proporcionar maravillosas sensaciones. Realiza giros, haz alguna pirueta y a continuación conduce tu moto con suavidad para disfrutar de los paisajes. Incluso podéis deteneros para daros un buen chapuzón antes de regresar al punto de partida para volver a casa de nuevo sobre las ruedas y los rugientes motores de las motos de carretera…pero ya bien frescos.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar