Las varices y los tratamientos con homeopatía

, , Leave a comment

Las varices, básicamente se producen por la inflamación de las venas encargadas de conducir la sangre por todo nuestro organismo. La mala circulación del fluido vital es el provocador de esta enfermedad que distorsiona el normal retorno venoso al corazón.

Por tratarse de una enfermedad de todos los tiempos y que además de problemas fisiológicos provoca figuras anti-estéticas, existen una amplia gama de tratamientos para las mismas, que tienen diferentes grados invasivos en la medicina convencional. Ahora también se suma la venta online de medicina homeopática que apunta a solucionar el problema de las várices con opciones alternativas.Naturafusion: hoemopatía contra las varices

El comienzo de la formación de varices es asintomático en su primera etapa, por lo cual cuando se comienzas a recibir síntomas la enfermedad ya se encuentra en un grado de progreso que requiere de rápidas terapias.

Los síntomas más comunes son el cansancio, pesadez, calambres, prurito y  hasta pequeños edemas cuando el problema ya tiene un grado avanzado. Si bien un alto porcentaje de esta enfermedad se localiza en las piernas, puede aparecer en otros lugares del cuerpo en menor frecuencia como son el esófago (varices esofágicas), en la región anal (hemorroides) y en los testículos.

Pero, ¿por qué se producen las varices?

Son varios los factores que inciden en la aparición de varices. Entre los más importantes se encuentran el pasar mucho tiempo de pie, ya sea por factores laborales o de otro tipo, la obesidad y el sedentarismo.

Por una razón lógica vinculada con la gravedad, las piernas son, como decíamos, el lugar más común de aparición de varices y se explica por el hecho  de que esta región necesita movimientos del cuerpo para ayudar al reflujo de la sangre. El estar mucho tiempo de pie, al igual que el sedentarismo, mantiene esta zona inmovilizada por largos períodos y la bomba impulsora que son los músculos de las piernas, no cumplen con esa función que debe contrarrestar como decíamos la fuerza de la gravedad.

La falta de tratamiento de esta enfermedad, ya sea utilizando la medicina convencional o la homeopática, acompañada en forma paralela por un estilo de vida que no integra el ejercicio físico y una alimentación inadecuada; puede provocar deterioros graves del sistema circulatorio. Un deterioro que puede acarrear infecciones graves y hasta trombosis de las venas varicosas que pueden liberar coágulos al flujo sanguíneo con peligrosas consecuencias.

 

Enviar una respuesta

(*) Campo Obligatorio, tu email no será publicado