Saltar al contenido

Los antojos en la mujer embarazada

¿Qué causa los antojos?

¿Qué causa los antojos?No hay acuerdo acerca de a qué se deben los antojos en la mujer gestante, pero en la mayoría de los casos, la mujer embarazada los experimenta y de forma perentoria. No admiten sustituto ni son postergables, no por mucho rato.

Algunos le atribuyen un origen psicológico. Creen que en lugar de solicitar atención, las mujeres exigen que se les traiga un determinado alimento aunque sea a las tres de la mañana. En este caso, algunos llegan a considerarlo un capricho, pero no lo es. La necesidad es real.

Otros creen que se debe a la acción de las hormonas y un tercer grupo a deficiencias nutricionales.

Cuando lo que se demanda son alimentos ricos en sal, el motivo puede ser que al aumentar el riego sanguíneo, la mujer experimente falta de sodio y tienda a satisfacer esa necesidad, por ejemplo, consumiendo escabeches. Otro factor que puede influir es un cambio en el sentido del gusto y del olfato que también se da en la menopausia. Esto hace que además de antojos, las gestantes experimenten rechazo a ciertas sustancias y olores (cigarrillo, café, gasolina, especialmente).

Según algunos estudios el 40% de las mujeres solicita alimentos dulces, un 33% prefieren los alimentos salados y un 10% los cítricos o sabores ácidos. Un 85% del total de mujeres embarazadas dicen tener antojos.

Se dan casos curiosos de desear alimentos que estas mujeres, ni en general nadie, comerían si no estuvieran embarazadas, como pepinillos envueltos en queso, salsa de tomate, grasa de carne, galletas tipo sándwich con queso dentro, berenjena en la pizza, hielo en grandes cantidades, almidón, colillas de cigarrillos…

En el caso del hielo, hay que tener en cuenta que éste es anestésico al reflejo del vómito y que humedece la saliva permitiendo tragarla con más facilidad. Para el caso un sustituto son las bebidas energéticas, chupar limón o mascar la cáscara de una mandarina.

A partir del quinto mes de embarazo, estos antojos desaparecen, normalmente, pero la mujer puede sentir que dos horas después del desayuno tiene otra vez hambre. Esto se debe a que el feto ingiere una cantidad ingente de alimento.

En cualquier caso, los antojos no son peligrosos, salvo cuando se trata de alimentos muy dulces o grasos porque redundan en un alarmante aumento de peso lo cual requiere que se sustituya esos alimentos por otros desnatados o bajos en calorías. El doctor Hoover O. Canaval Erazo, M.D. Ginecobstetra, explica que en estos casos la mujer es cuasiadiabética: la insulina es la hormona que mejor estimula el crecimiento del feto y necesita glucosa para crecer, de ahí que la mujer embarazada muestre seria preferencia por los alimentos muy dulces. Lo suyo es sustituirlos por alimentos como la fruta.

“Los antojos de las mujeres embarazadas no son una molestia inventada. Son las ‘armas’ inconscientes que esgrime la madre y su bebé para lograr un desarrollo fisiológico óptimo y para comprometer a las personas involucradas dentro del evento que están comenzando a vivir: ser familia.”

Fuentes
http://aupec.univalle.edu.co/informes/diciembre00/embarazadas.html
http://www.babycenter.es/a600064/qu%C3%A9-son-y-por-qu%C3%A9-surgen-los-antojos-durante-el-embarazo#ixzz2KFJNcIHi
http://www.serpadres.es/embarazo/segundo-trimestre/Que-son-los-antojos.html?utm_source=Cheetah&utm_medium=email_SPH&utm_campaign=130128_Newsletter

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar