Saltar al contenido

Malas prácticas caseras en salud

Prácticas de salud que se desaconsejan

Prácticas de salud que se desaconsejanAun hoy, muchas manera de cuidar nuestra salud que creemos que son beneficiosas y que solo se sostienen sobre mitos y creencias equivocadas se mantienen vigentes en lo que se refiere a los cuidados caseros, aquellos que en mayor medida ponemos en práctica antes de recurrir al médico. Pero ¿cuáles son esas prácticas? las enumeraremos en 10 puntos.

1. Echar la cabeza hacia atrás cuando hay hemorragia nasal.
Lo primero que hay que hacer en caso de hemorragia nasal o epistaxis es apretar suavemente con los dedos la parte blanda de la nariz para obstruir las fosas nasales durante unos 5 y 20 minutos. No hay necesidad de taponar la nariz con algodón o gasa que pueden irritar aun más la zona. Y luego, la persona en lugar de echarse hacia atrás debería inclinarse hacia adelante para evitar que la sangre fluya hacia las vías respiratorias o al aparato digestivo.

2. Usar ibuprofeno de 600 mg para cualquier dolor
El ibuprofeno es uno de esos medicamentos que más utilidad tiene para problemitas o dolores de andar por casa. El problema es que las personas consumen una dosis más alta de la necesaria: en lugar de comprar la dosis adecuada de 400 mg compran la de 600 mg, cuando no hay necesidad. Es con dosis de 400 mg cuando el medicamento tiene todo su efecto con menores efectos secundarios.

3. “Si escuece cura”: alcohol o agua oxigenada en las heridas
No solo escuecen sino que también resultan agresivos para la piel dificultando la cicatrización o favoreciendo la infección de manera indirecta al matar las células blancas o tejido vivo que reduce en parte su acción antiséptica.
En caso de herida hay que lavar con agua y jabón y aplicar antisépticos como el Betadine o povidona yodada, o la clorhexidina. Si la herida está en una zona expuesta, tapar con una gasa o una tirita.

4. Que mi bebé use tacatá
No hay quizás ninguna práctica más inútil y perjudicial para un bebé que montarlo en un tacatá o andador según la Asociación Española de Pediatría.
No solo son peligrosos porque incrementan la tasa de lesiones, por ejemplo, caídas por las escaleras, sino que pueden retrasar la edad en que el niño empiece a andar o causarle problemas de psicomotricidad. En Estados Unidos y en Canadá su uso está prohibido y en Canadá se puede multar su uso con penas de 100.000 dólares o seis meses de cárcel.

5. Pasta dentífrica, mantequilla, aceite, clara de huevo o vaselina para las quemaduras
Estos productos pueden generar una sopa de microorganismos en la quemadura, o bien crear un ambiente carente de oxígeno que vuelve a la quemadura aun más peligrosa o bien resultar irritantes para los tejidos.
Lo que hay que hacer es mojar la quemadura con agua fría y taparla con una gasa esterilizada. Si la quemadura es grave, acudir a urgencias.

6. Usar cepillos de dientes de cerdas duras
Los cepillos de cerdas duras pueden dañar el esmalte de los dientes y no limpian mejor ni “arrancan” la suciedad mejor. Se recomiendan la cerdas suaves o blandas.

7. Bicarbonato contra la acidez
Habiendo tratamientos contra la acidez más efectivos, hace obsoleto el uso del bicarbonato que además que puede producir el efecto rebote cuando se consume durante cierto tiempo porque el estómago se acidifica más, que es justo lo contrario a lo que buscamos. Además, el bicarbonato se absorbe por el sistema digestivo y pasa a la sangre lo que puede generar complicaciones, además de subir la tensión arterial y favorecer la retención de líquidos.
Para estos casos se recomienda una combinación de sales y/o complejos de magnesio y aluminio (almagato o Almax).

8. Bastoncillos para limpiar los oídos
Curiosamente el oído tiende a limpiarse por sí mismo sin necesidad de usar bastoncillos que además conlleva el riesgo de introducir la cera en el interior del oído o de perforar el tímpano con lo que puede llegar a producir una otitis bacteriana. Lo que se recomienda es lavar con agua, pero si el tapón de cera es muy grande, acudir al médico.

9. La vitamina C y los resfriados o gripes
Según dictaminan los estudios, en contra de las campañas de marketing, la vitamina C lo máximo que puede hacer en caso de resfriado o gripe es reducir el tiempo de la enfermedad. Lo suyo es recurrir al ibuprofeno o al parapetamol.

10. Introducir algo en la boca durante una convulsión
La idea es que esto impide que el sujeto “se trague la lengua” o se la muerda. Es importante NO poner nada en la boca de una persona con ataque de epilepsia porque puede tragárselo , puede lesionar las encías o los dientes
En estos casos hay que colocar a la persona de costado y acostada para que salga saliva por la boca, proteger la cabeza con una almohada y retirar cualquier cosa de alrededor con la que pueda golpearse. Si la convulsión dura más de 5 minutos lo mejor es llamar al médico.

Fuente
http://medtempus.com/archives/10-practicas-de-salud-erroneas-en-espana/

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar