Mejor prevenir que curar: las vacunas antes del viaje

, , Leave a comment

vacunaciónSi viajas a un país exótico o en vías de desarrollo no basta con que tengas tu pasaporte en regla. Debes, además, recopilar toda la información que puedas sobre el país de destino para que nada te tome desprevenido.

Y, sobre todo, debes actualizar tu calendario de vacunas. Algunas vacunas requieren más de una dosis y el efecto no es inmediato. Por ese motivo es aconsejable vacunarse de entre 8 y 6 semanas antes del viaje.

Por regla general las siguientes son las vacunas que se consideran obligatorias internacionalmente:

La vacuna contra la fiebre amarilla está contraindicada en niños menores de seis meses, en mujeres embarazadas durante el primer trimestre y en personas que presenten alguna enfermedad inmunológica. La fiebre amarilla es endémica en países africanos y sudamericanos. Requiere dos dosis por lo que se necesitan diez días para completar el proceso. La inmunización dura 10 años.

La vacunación contra la meningitis meningocócica es obligatoria si se viaja a Arabia Saudí así como si se viaja al África subshariana desde Senegal a Etiopía sobre todo durante la estación seca.

La vacunación contra la poliomielitis la exigen países en los que ya no hay cuando se procede de aquellos en los que si se da.

El cólera que afecta al intestino, se transmite a través del agua y alimentos contaminados y es necesario vacunarse si se viaja al África, a Centro y Sudamérica. Se requieren dos dosis y conviene administrarla dos semanas y siete días antes del viaje. Dura entre 6 y 12 meses.

Fiebre tifoidea: se recomienda cuando se viaja a países faltos de higiene. Existe una vacuna oral (3 dosis) y la inmunidad comienza a los 5 días y dura un año; y existe una vacuna inyectable (1 dosis); la inmunización comienza a los 10 días y dura 3 años. No debe administrársela a niños de menos de dos años.

Hepatitis A: se necesitan de 2 a 3 dosis. Su efecto comienza a las 2-4 semanas y se mantiene durante 10 años.

Hepatitis B: se necesitan 3 dosis a intervalos de 4 semanas: El efecto comienza con la segunda dosis.

Otras vacunas son contra el tétanos y la rabia.

El riesgo de contraer alguna de estas enfermedades depende del medio de transporte, el país de destino, la duración y la finalidad del viaje, el estado de salud del viajero y su conducta. El medio de transmisión puede ser muy variado y hay enfermedades para las que no existe vacunación. Las medidas de precaución son cómo no, beber siempre agua embotellada, cuidar la higiene personal y cuidar la preparación de los alimentos; llevar repelente de mosquitos. Hay que tener cuidado con los animales pues son también transmisores de enfermedades y evitar comer carne y beber leche. Se recomienda el uso de preservativos y evitar el contacto con la sangre. Hay enfermedades que se propagan por el aire y otras por esporas de agentes infecciosos que se hallan en el suelo. En cualquier caso conviene consultar con el médico y en su web cuáles enfermedades son más comunes en el país de destino escogido para ir bien protegido.

 

Leave a Reply