Saltar al contenido

Cómo prevenir el cáncer de mama

cancer de mama

El cáncer de mama es una de las enfermedades más frecuentes en las mujeres, pero afortunadamente es curable en un 98% de los casos. En esto juega un papel fundamental un diagnóstico a tiempo y unos hábitos de vida saludables, que reduzcan al máximo los factores de riesgo.

La observación del propio cuerpo y las revisiones periódicas (especialmente en aquellas personas con mayor predisposición a padecerlo) son muy importantes. De esta forma, el cáncer de seno se detecta en una fase inicial y en seguida puede aplicarse  un tratamiento adecuado a la paciente.

Recomendaciones para prevenir el cáncer de mama

Aunque no existe ninguna medida segura 100% para la prevención del cáncer de seno, hay factores que están muy relacionados con el riesgo de padecerlo y que sí podemos controlar: la alimentación, el peso corporal y la actividad física.

Cuida tu dieta incluyendo verde y excluyendo el alcohol

Algunos investigadores afirman que el riesgo se reduce con una buena alimentación que incluya verduras, frutas, pescados, productos avícolas y lácteos bajos en grasas.  Sin embargo, es difícil especificar qué alimentos concretos tienen mayor capacidad para reducir riesgos.

Por el contrario, el consumo de bebidas alcohólicas aumenta las posibilidades de padecer cualquier tipo de cáncer, incluso si hablamos de bajos niveles de consumo.

Controla tu peso

Si lo haces estarás controlando otro factor de riesgo importante, ya que el aumento de peso durante toda una vida acrecenta las posibilidades de tener cáncer de mama. Intenta tener bajo control el consumo excesivo de calorías y grasas.

cancer de mama

Haz ejercicio de forma regular

Hay muchos estudios que afirman que las personas que realizan actividad física, tienen un riesgo del 30% a 40% menor que quienes llevan un estilo de vida sedentario.

Existen mujeres que tienen mayor riesgo de padecer este tipo de cáncer, como aquellas que cuentan con antecedentes familiares relevantes o con una mutación genética BRCA. Para estos casos hay pruebas genéticas que pueden ayudar, pero es necesario consultar  con un especialista y no siempre están cubiertas en las cláusulas de los seguros de vida.

Los factores de riesgo van cambiando a lo largo de la vida y aumentan con la edad. Por esta razón es fundamental fijar unos hábitos cotidianos saludables y mantener así el control sobre muchos de los elementos relacionados con la enfermedad. 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar