Saltar al contenido

Remedios naturales para calmar la ansiedad

remedios naturales contra la ansidead

Puede atacar en cualquier momento y es importante controlarla. Cada vez son más las personas que sufren ansiedad y experimentan distintos síntomas físicos y psíquicos: miedo inexplicable, nerviosismo, taquicardia, sensación de ahogo… Por suerte, tienes remedios naturales que logran calmarla y consiguen superarla.

Son muchas las causas que pueden desencadenar ansiedad: una experiencia traumática, una fobia difícil de superar, como el miedo a volar en un avión, un trastorno psicológico o simplemente el estrés que en ocasiones acompaña nuestro día a día.

Combatir sus síntomas es de vital importancia porque la ansiedad puede llegar a bloquearnos mentalmente y también afectar a nuestra salud. Insomnio, falta de concentración, irritabilidad, dificultades respiratorias, alteración del ritmo cardíaco… En los casos extremos, puede ser necesario recurrir a fármacos específicos para superarla (siempre bajo prescripción médica) pero también tú puedes mantenerla bajo control con remedios naturales y con una serie de conductas y actividades son una ayuda efectiva.

Infusiones, yoga, aromaterapia… descubre cómo superar la ansiedad

Tanto si estás atravesando un periodo de tu vida marcado por la tensión extrema, como si en un momento dado sufres un brote de fuerte ansiedad, prueba con estos remedios y verás cómo consigues controlarla.

  • El poder de las plantas. Si notas que la ansiedad comienza a hacerse presente, a los primeros síntomas, prepara una infusión de alguna de estas tres plantas: valeriana, melisa o pasifora. Las propiedades calmantes y relajantes de estas plantas se conocen desde la antigüedad. La raíz de valeriana posee efectos sedantes y puede sustituir a los ansiolíticos de manera natural. La melisa, por su parte, no solo calma la ansiedad, sino que ayuda a controlar algunos de sus síntomas físicos más evidentes como las palpitaciones o los problemas estomacales. Por último, las propiedades tranquilizantes de la pasifora están demostradas y si tienes problemas de ansiedad nocturna, una infusión antes de acostarte te ayudará a descansar mejor.
  • Aromaterapia. Si la tensión está en el ambiente y tu entorno, sin explicación alguna, te genera ansiedad, prueba a cambiarlo haciendo que impere un determinado aroma. Puedes colocar algunas plantas o recurrir a ambientadores. El olor que desprende la lavanda es el más efectivo contra la ansiedad y, si quieres, puedes combinarlo con el aroma de la flor del naranjo. Si darte cuenta, estarás más relajada en un lugar en el que antes te sentías alterada.
  • Control de la respiración. Es una de las primeras medidas frente a un ataque de ansiedad. Intenta mantener el ritmo de tu respiración inspirando cada vez de manera más lenta y profunda. No siempre es fácil en un momento de “pánico”, pero colocarte una bolsa de papel en la boca puede ayudarte a frenar esa respiración acelerada. Si los estados de nerviosismo son recurrentes, el yoga puede ser tu mejor remedio. Practicándolo aprenderás a respirar, a relajarte y a controlar esos pensamientos negativos que son, en última instancia, la causa de la ansiedad.
  • Calor. Da igual de la manera que lo recibas porque el calor siempre relaja y proporciona bienestar. Un baño de agua caliente antes de acostarte, unos minutos tumbada al sol (si tienes esta posibilidad), una humeante infusión herbal de las que hemos enumerado, o simplemente una bolsa de agua caliente (o manta eléctrica) sobre el estómago, pueden ayudarte en ese mal momento en el que la ansiedad te domina.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar