Saltar al contenido

Vacaciones y salud: ¿cómo proteger la piel durante el verano?

proteger la piel después del verano

Hay cosas por las que vale caer en majaderías. Existen motivos lo suficientemente importantes que justifican la repetición de un mensaje, especialmente cuando lo que está en juego es la salud de las personas. Y aunque el verano siempre estará unido al descanso, al ocio y a los días que todos necesitamos para dejar las tensiones en el olvido, también es la época en que más debemos cuidarnos de los efectos acumulativos de los rayos solares.

proteger la piel después del verano

Foto:beautyvictim.com

Es cierto que contar con, por ejemplo, un buen seguro de salud es la mejor alternativa para protegernos frente a las situaciones que puedan afectar a nuestro bienestar. Sin embargo, la prevención es la única herramienta útil para evitar la aparición de enfermedades relacionadas con los efectos del sol en la piel durante todo el año y aún más en los meses estivales.

Para cuidarnos del sol en verano

 Las cifras que maneja a Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) justifican lo recién dicho: cada año se diagnostican en todo el mundo a 160.000 personas con melanoma, de las que 79.000 son hombres y 81.000 son mujeres. Al momento de hablar sobre España, la cifra es de 3.600 casos con una estimación al alza. Dado este hecho, es esencial tomar las precauciones necesarias.

Con la llegada del verano los médicos especialistas junto con las instituciones públicas y privadas que tienen que ver con el tema, refuerzan las campañas de prevención haciendo hincapié en dos cosas: por un lado, al sol hay que tomárselo en serio; por otro lado, basta con seguir unas simples indicaciones para evitar las consecuencias de los rayos UVA en la piel. Y como nosotros también estamos comprometidos con esta lucha, a continuación os mencionamos lo que tenéis que saber para disfrutar de vuestras vacaciones sin poner en riesgo vuestra salud.

  • Utilizar cremas protectoras que tengan por lo menos factor 15 de protección. Las pieles blancas tienen que aumentar la protección con productos de factor 30 como mínimo.
  • Exponerse a los rayos del sol entre las 14 y las 16 hrs. es aumentar el riesgo de provocar daños en la piel. Se recomienda evitar ese tramo del día.
  • Los rayos solares atraviesan las nueves y la radiación que transportan también. Aunque el cielo esté cubierto, indispensable utilizar protector solar.
  • Durante la noche aplicar sobre la piel cremas humectantes y reparadoras que tengan aloe vera u otro elemento que la revitalice.

A pesar de lo que podamos pensar, la protección externa debe estar complementada por ciertos hábitos alimenticios que todos hemos escuchado o leído alguna vez:

  • Consumir entre 1.5 litrs. y 2.0 litrs. diarios de agua.
  • Tener a mano alimentos con fibra y agua, como frutas, verduras. Es recomendable tomar sopas frías de primer plato.
  • El exceso de alcohol, igual que el de los refrescos azucarados y carbonatados, deshidratan al cuerpo. Hay que matizar su consumo con el de agua.
  • Comer alimentos con Vitamina A y C, que ayudan a proteger la piel.
  • Comer carnes blancas y pescado.

 

 

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar