Saltar al contenido

El virus de la felicidad

felicidad

Contagiarse de una gripe o cualquier otros virus no parece buena idea, ¿verdad? Pero y si, tal como una enfermedad, ¿te pudieras contagiar de la felicidad? Puede que lo hayas probado alguna vez y no te has dado cuenta, pero la felicidad actúa como un virus, según un estudio reciente publicado por Harvard Medical School (HMS).

Nicholas Christakis, uno de los profesores de Medicina en HMS, confirma: “Tal como algunas enfermedades son contagiosas, descubrimos que muchas emociones pueden contagiarse a través de las relaciones sociales”. Y, a diferencia de la gripe, la felicidad es un regalo que de hecho puedes disfrutar.

La dificultad de definir qué es la felicidad era uno de los grandes desafíos del estudio. La psicóloga Nancy Etcoff comenta: “La felicidad es una gran sombrilla que puede adquirir diferentes significados para cada persona.” Por esta razón, los psiquiatras y psicólogos que diseñaron el estudio partieron de un concepto general de felicidad, que combina un estado de ánimo pasajero con la idea de una alegría más estable.

Resultados del estudio sobre el virus de la felicidad

Los hallazgos son de los más positivos: una persona feliz es capaz de contagiar a otras personas en hasta 3 niveles. Es decir, si estás feliz, no solo las personas más cercanas a ti se vuelven más felices, sino que las personas que conviven con ésta también se contagiarán de tu felicidad. En otros números el resultado todavía impresiona más: si eres feliz, aumentas en 14% la felicidad de las personas que tienes físicamente cerca, tienes un 25% de influencia en la felicidad de un vecino y un 34% de efecto en la felicidad de amigos y familiares.

Las conclusiones del estudio revelan que la felicidad no se trata de un gran evento, sino de la suma de pasos pequeños y graduales, como los sentimientos de gratitud y la bondad practicados cada día.

¿Quieres ser más feliz? Te invitamos a una reflexión y a un ejercicio: más que preguntarte cómo alcanzar la felicidad, te recomendamos indagar sobre cómo puedes aumentar la felicidad a tu alrededor. Seguro contagiarás a unos cuantos conocidos (y ellos no se quejarán del poder de tu virus de la felicidad).

Imagen cortesía de photostock | FreeDigitalPhotos.net.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar